11 julio 2006

Juan Erasmo Mochi - Qué hay en tu mirada

Nota importante: esta canción y su intérprete no entran en el Campeonato Mundial de Cursilería patrocinado por este blog, pues la cursilería no es precisamente su arma más poderosa. Acá abajo, la explicación.
___________________


Existe, allende los mares, un señor cantante nombrado Juan Erasmo Mochi, a quien le atormenta la mirada de una chica equis. Esa mirada, según testimonio recogido en la que fue su canción más conocida entre nosotros, le roba el alma. La canción, de hecho, consiste en una repetición de esa idea fija, matizada a veces con dos o tres comentarios irrelevantes sobre su reticencia a casarse, sobre el empeño del viento en prenderse de la falda de aquella tipa. Hasta allí, todo bien, todo conforme a las normas del buen vivir, el buen cantar y el mejor enamorarse: la mujer tiene una mirada enigmática y hay algo en ella, posiblemente una incipiente catarata, que pone al hermano Mochi a preguntarse una y otra vez qué es lo que hay allí. Así que el problema con la canción es otro.
Sucede que el cantante inicia su embelesado análisis oftalmológico en un tono varonil muy sereno, respetuoso y comedido. Pero de pronto, al despuntar los dos minutos y dos segundos de la pieza, los miligramos de valium, morfina o Prozac que el hombre se había metido en la mañana, horas antes de irse a grabar la canción, se disipan por completo y a aquel sujeto que parecía tan mesurado y dueño de su control se le parte la voz hasta subir una octava exacta. Es tan grave el ataque de aflicción que asalta al desgraciado Mochi que tiene que terminar la pieza en mitad de un falsete horrible, tipo Chiquetete (a quien incluiremos en breve, por supuesto, con su célebre Esta Cobardía), y acá es cuando nos toca explicar por qué no entra a competir entre los cursis: porque Chiquetete y otros son afligidos auténticos, y no esa clase de elementos que primero se la dan de machos y enteros y después vienen a desmoronarse de esta forma. Chiquetete llora a pecho partido y con plena conciencia de que es un cobarde de mierda; Mochi se nos presenta con un aplomo a lo Frank Sinatra y a los dos minutos el misterio de la mirada de la diabla aquella lo convierte en una piltrafa que no canta: aúlla.
Bueno, ahí va el Mochi. Buen recuerdo de los 70, cómo no. Pero están advertidos: el hombre es soportable hasta los dos minutos; dos segundos después se nos convierte en otro señor totalmente distinto.

11 comentarios:

CRONICAS VALLENATAS dijo...

Apreciado JRD:

Ese Campeonato Mundial de Cursilería me dan ganas de hacerlo con tantas canciones que tiene el vallenato. Hay canciones que rayan en la estupidez.

Muy buenos posts.

Saludos desde Colombia.

JRD dijo...

Gracias, compa. Pero al vallenato como género lo salvan las grandes creaciones y los grandes cultores: Molina, Diomedes, Escalona, ALfredo Gutiérrez, miles otros. En fin, usted lo sabe mejor que todos nosotros.
Saludos.

mario pialli dijo...

verga yo no me acuerdo de esa cancion de mochi.. NO JODA DUKE VOS SOS MAS VIEJO QUE UN TERRENO.

Martha Beatriz dijo...

Sabes Mr. Dog? Le he estado dando vueltas a los comentarios de este post y en anterior, y entonces creo que hay una consfusión entre cursilería, canciones de despecho y las románticas (que unas no son necesariamente de las otras). Por ejemplo yo creo que lo cursi es una mezcla de letra, música y voz que da cierta verguenza o pena oir, como la de Heleno. A mi por ejemplo me encanta Javier Solís - que voz caballero! - y catalogaría a la mayoría de sus canciones de despecho, aunque quizás una que otra - Payaso, Cuatro cirios? - pueda ser considerada cursi. Usted nos metió en este rollo, aún siendo este un concepto subjetivo, quizás hace falta ponerle una definición. Un abrazo.

Anónimo dijo...

me encanta esta cancion, pase tiempo en averiguar quien la cantaba, saludos

Carolecesita

Anónimo dijo...

Bueno, hablando de definiciones, yo creo que éxiste una que quien mejor supo explicarla, fue Ariel Fedulo en una de sus memorables parodias, no necesito decir o presentar al autor, que creo no estaría en esta lista de no ser por esta, pero Uds. de seguro no van a preguntar "y como es él"...,"en que lugar se enamoró..." ..."de donde es"..."a que dedica el tiempo libre..." el problema es que hasta rima, en la músiquita, al punto de sugerir que fue ella quien le quitó el novio o al moso que pudo haberse fijado en él por ejemplo...

Anónimo dijo...

Fe de erratas...
Bueno, hablando de definiciones, yo creo que existe una que quien mejor supo explicarla, fue Ariel Fedulo en una de sus memorables parodias, no necesito decir o presentar al autor, que creo no estaría en esta lista de no ser por esta, pero Uds. de seguro no van a preguntar "y como es él"...,"en que lugar se enamoró..." ..."de donde es"..."a que dedica el tiempo libre..." el problema es que hasta rima, en la música, al punto de sugerir que fue ella quien le quitó el novio o al moso que pudo haberse fijado en él por ejemplo...
La corrección es: me refiero a las definiciones del término "cursilero usado acá" de las que habla el amigo, por si acaso...

Anónimo dijo...

Pienso que esta canción e muy linda y me gusta mucho la voz. Tengo 44 años e incluso tengo un hijo de 15 años y le he escuhado cantando esta canción. Debes fijarte un poco más en tus comentarios señor periodista. Si tu no eres para nada romántico, creo que ese es tu problema y no del resto del mundo.

Juan dijo...

He escuchado esta canción hace unos días y creo que estas muy equivocado, para mi esta canción no es cursi, si crees que lo es no tienes porque querer imponer tu opinión de esta forma tan grosera.

JRD dijo...

Juan. Yo tengo una opinión sobre la canción. Tú la escuchaste "hace unos días" y tienes otra. Yo escribo la mía y tú escribes la tuya. Yo acepto tu opinión y tú consideras que yo "impongo" la mía. ¿Quién es el grosero?

Feliz año para el coñísimo de tu madre.

Luis dijo...

Ni sabía quién era este tipo...