06 octubre 2006

Gladys Knight & The Pips - Midnight train to Georgia

gladyknight

Cuando la clase-casta política dominante de Estados Unidos decidió que los afrodescendientes también eran seres humanos ya éstos tenían años haciendo arte y música, creando desde la rabia, el ostracismo y la represión. "El hombre acorralado se vuelve elocuente", dice Juan Villoro que dijo George Steiner; bastó que la sociedad gringa le abriera ligeramente las puertas a los negros para que éstos se dejaran ver al fin, libres y poderosos, en miles de formas, algunas de ellas destructivas; otras más en forma de creación y arte del más elevado.
El género musical llamado gospel, hermano del blues y del soul, fue una de esas formas expresivas, ciertamente de las más comerciales, pero no por eso carente de valor ya que en detrás del entramado mercantilista reflotaban en su música los aires de protesta y de rebeldía. Los gringos, acostumbrados a convertir el arte en industria y en mercancía (lo acababan de hacer con el rock), aprovecharon la oportunidad y el Black is Beauty enriqueció a unos cuantos, a costa del talento de unos pocos. Pero a ese fenómeno, del cual formó parte la empresa Motown, le debemos una buena cantidad de...

Ya, ya, ya basta, que esto no es una clase de sociopolítica ni de antropología. Hoy les traje a Midnight train to Georgia, de Gladys Knight & the Pips, porque me la solicitó un usuario de este blog llamado Edmundo Córdoba, y porque es una canción hermosísima, que resume toda la potencia contenida en ese espíritu libertario del negro norteamericano en permanente rebelión. Hay un momento de la pieza, entre el primer minuto y 40 segundos hasta los 2 minutos 10 segundos, en que a la cantante Gladys Knight le entra el demonio del feeling en serio y dibuja unas modulaciones colosales que le suben a uno los testículos hasta la garganta. Lo mismo ocurre en los últimos 50 segundos de la canción. Si usted es mujer es probable que sólo se le ericen los pelos.
Nunca he sabido ni quiero saber qué cosa dice la letra de esa canción, porque corro el riesgo de irme muy arrecho a la embajada gringa para ponerles una bomba, o aunque sea a agarrarle el culo a la primera funcionaria wasp que se deje ver. En todo caso, esos pocos segundos son uno de esos momentos irrepetibles de la música universal, y uno termina diciendo "Vaya, bendita sea el África profunda". Y también "Hijos de puta gringos, ¿cómo es que en pleno siglo XXI los individuos de esa raza maravillosa (Condoleezza y Collin Powell aparte) siguen siendo tratados como animales?".

Va la canción:

6 comentarios:

Edmundo dijo...

Gracias Duque, al contrario de otras personas que nos alegran tambien la vida Cuando estoy en tu Blog me siento cada día más joven, te deseo muchas palabras de aliento para que este trabajo Tuyo sea cada día más placentero Felicitaciones

Gracias por El Trencito.........

JRD dijo...

Gracias a usted, compa. Aquí mismo nos vemos.

Anónimo dijo...

Por la forma que te expresas eres una persona muy infeliz JRD. Que irreverente eres, y tambien le faltas el respetos a los usuarios que visitan tu pagina.

Anónimo dijo...

Hola compa

Aqui desde este imperio decadente del norte le amando un super abrazo lleno de sonrisas. Gracias por sacarme de esta cotidianeidad de hierro.

Diana

Marcos Sánchez Urquiola dijo...

Esta señora Gladys Knight es la persona responsable de descubrir a los 5 de Jackson (Jackson 5) junto con su cantante estrella Michael Jackson. Ella les descubrión mientras ellos abrieron para ella en una pequeña presentación que ella hizo en el pequeño pueblo de Gary, Indiana.

Eduardo dijo...

¡¡Eso sí es cantar!!