08 marzo 2006

Carl Douglas - Kung-fu Fighting

Carl Douglas.
De las aficiones aptas para muchachos que teníamos en las noches de Carora (años 70) tal vez la más popular era el cine, al menos cuando podíamos parir el bolívar que costaba la entrada. Las películas que más desataban el furor entre aquel poco de coñitos de los barrios eran las de kung-fú, y entre éstas las de Bruce Lee. El hombre murió, pero sus películas seguían proyectándose con un insólito éxito seis y siete años después; dudo que película alguna en la historia del cine haya permanecido en cartelera igual cantidad de años que La Furia del Dragón (aquella en la cual se faja en una coñaza inolvidable contra Chuck Norris en el Coliseo romano), cuya copia masticada y remendada con teipe y chicle presenciábamos los caroreños con la misma devoción de la primera vez.
Decía al principio que esas películas desataban el furor de los muchachos, y no en sentido metafórico: lo verdaderamente intenso del deporte de ver a Bruce Lee no era la película en sí misma sino participar o tratar de huir de las batallas campales que se formaban afuera, porque de aquellas salas del cine Bolívar salía uno con la adrenalina alta y creyéndose capaz de reventar a los demás a punta de patadas voladoras. En el pico más alto de esa fiebre, a mí y a otros muchachos ociosos nos dio por fabricarnos unas armas chinas de esas que llaman nunchakus, consistentes en dos palitos de escoba unidos por una cadena, y con esas vergas en la cintura andábamos por la calle pendientes de abrirle el cráneo al primer Chuck Norris que nos mirara feo.
Un día estrenaron una película, no recuerdo si un homenaje póstumo o la que él mismo dejó inconclusa al morir en 1973. En algún momento de esa película ponían una canción gringa de aires épicos, y de fondo varias escenas de combate del inmortal peleador, y aquello era emocionante porque era como verlo pelear de nuevo y al ritmo de una melodía muy contagiosa, aunque inentendible. Creo haber leído u oído decir mucho después que aquello fue el primer video-clip de la historia, que la canción se llama Kung-fu Fighting y que la interpretaba Carl Douglas.
Ubíquese en el centro de la sala, aparte los muebles y adornos que puedan romperse, ponga lejos también a su pareja e hijos pequeños, y escúchela:

6 comentarios:

Nelson González Leal dijo...

Quizás pueda ser mala esa balada de Jairo, quizás Duque... o quizás más bien sea un recodo de lo profunda y vanamente sentimental que se oculta en todos nosotros... Volver a escuchar aquello de "Tu mano fue en aquel tiempo continuación de la mia" me colocó de inmediato en una época feliz, aquella en la que todavía podía creer en la simpleza de las cosas y de los hechos... más bien en la banalidad de esa simpleza, no es así Duque? Bueno, no lo sé, hace ya rato que no me entiendo muy bien, que estoy como perdido... Esa balada de Jairo -créelo Duque- me trajo recuerdos más puros, que todos los de los últimos días...

JRD dijo...

Bueno, para eso monté y sigo montando estas vergas aquí: para que usted y los que entren se desgarren o se rían de ese pasado sabrosamente cursi.

Siga así, compai, y comuníquese más seguido.

Mugrali dijo...

Por favor, por favor mándame esta canción(kung fu fighting) a mugrali@gmail.com, estoy en la oficina y no la puedo bajar de ningún lado. Y que Dios te lo pague como tú quieras.
Gracias y saludos desde México lindo y querido.

claudia. dijo...

querido, esta canción no se escucha!

JRD dijo...

Ya puedes escucharla y/o bajarla a tu computadora, Claudia. Saludos y gracias por avisar.

bermudezyezid dijo...

http://199.91.152.86/d8vr0hnbpbeg/jwj2styi5jz/XYCARLDOUGLASKungFuFighter_Sand.zip


aca esta todo el disco a 320...............